Desde siempre me ha interesado el tratamiento que se ha dado a la reflexión de la luz en la escultura. Esta línea desarrolla mi visión particular de este aspecto. Este tipo de composición, consecuentemente más meticulosa de realizar, resulta sin embargo la que más posibilidades de transformación ofrece. El elemento lumínico - siempre sin salir de la claridad y la pureza de los colores primarios únicos presentes en mi obra da calidez a las piezas, dulcifica la rotundidad emocional impresa en casi toda mi producción.